viernes, 13 de agosto de 2010

Los Pilares de la Tierra

Tras un par de meses, por fin vuelvo a realizar la reseña de un libro que me he leído, y la verdad, no es porque vaya con retraso al escribirlas, sino porque el último se me ha hecho ETERNO.

Hoy os traigo un libro que muchos consideran obra maestra, pero que para mi gusto se queda en una lectura más, entretenido a ratos, aburrido muchos e interminable en sus últimas cientos de páginas: Los Pilares de la Tierra, de Ken Follett.

La historia narra la vida de unos cuantos personajes en la Inglaterra medieval del siglo XII, durante una guerra civil que produjo innumerables cambios de poder tanto a nivel político, como religioso. Aunque todo está centrado alrededor de la construcción de una catedral en la ciudad ficticia de Kingsbridge que el autor crea para desarrollar la mayor parte de la trama.

Entre los personajes hay gentes de todos los estamentos: nobles, religiosos, aldeanos, hombres de armas... lo que constituye un buen reflejo de la sociedad de la época y de las interacciones que existían entre ellos, estando plagada la historia de las irracionalidades típicas de la época, donde un noble o un hombre de la iglesia bien colocado podía hacer lo que le venía en gana con las clases más bajas sin tener demasiados problemas.
Probablemente, ese sea el mayor mérito del libro para mi gusto, ya que muestra con bastante realismo la vida de aquella época, con un nivel de detalle muy cuidado, especialmente en todo lo referente a la construcción de la catedral (que en muchas ocasiones se hace tremendamente pesado a menos que te interese mucho la arquitectura).

Sin entrar en detalle de la trama, la verdad es que a mi me ha parecido un libro bastante simple, sobre todo porque me veía venir la mayoría de los sucesos que iban a ocurrir con cierta antelación, y han sido muy pocas las sorpresas (por no decir "sorpresa"), que me he llevado leyéndolo.
Además, el desarrollo es bastante cíclico durante las casi 1400 páginas de la edición que he podido leer, pues normalmente se repite un ciclo "estamos mal - nos hundimos en el fango - resurgimos hasta una situación estable - las cosas van mejor que nunca - vuelta al principio", y así varias veces durante toda la historia, hasta el punto de que las últimas 300-400 páginas ya me lo tomaba un poco a pitorreo cuando algo iba mal, porque estaba claro que tarde o temprano se iba a solucionar.
Tal vez lo único bueno de estos ciclos encadenados, sea ver el desarrollo de algunos personajes que está muy marcado...

Resumiendo: si os gusta echar un vistazo a la forma de vida de la Europa medieval o la arquitectura de iglesias y catedrales, este puede ser vuestro libro. Pero si buscáis una historia interesante, plagada de misterios o de conflictos apasionantes, al menos para mi, no perdáis el tiempo con el best seller de Follett.

PD: Existe una continuación titulada "Un mundo sin fin" protagonizada por los descendientes del primer libro 200 años después, aunque si ya se me hizo largo el primero, este tiene mala pinta porque avisa desde el título, jejeje...

4 comentarios:

Yota dijo...

No lo leas, porque es todavía más insoportable que el primero.

Ya te lo aviso.

morgen dijo...

A mi me encanto ese libro, cuestion de gustos xD
Eso si, la continuacion es pesadisima, lo empece y no pude seguir con el.

Acuática dijo...

Jo, a mí me gustó mucho... :'(

Thanos_Malkav dijo...

Yota: Jejeje, tranquilo, te haré caso ;)

Morgen: Pues si te encantó el primero, y el segundo es tan chungo, se confirma mi creencia de que lo escribió para sacar dinero, más que para contar una buena historia.

Acuática: Cuestión de gustos ;)