miércoles, 20 de julio de 2011

Dune

Hoy os traigo la reseña de una lectura mítica donde la haya dentro del género de la ciencia-ficción: Dune, escrita por Frank Herbert en 1965 y ganadora del el Nébula (1965) y Hugo (1966).


La historia de Dune comienza en un futuro muy, muy lejano en el que la humanidad se ha expandido por el universo y ha vuelto a regirse por una estructura feudal donde el Emperador es el máximo exponente de la misma gobierna sobre las grandes casas que se componen dicha sociedad.

Además, nos encontramos con varias sociedades como las Bene Gesserit (dedicadas a buscar la supremacía genética de la raza humana) o la Cofradía Espacial (compuesta por mutantes que son capaces de discernir la mejor ruta espacial para viajar por el universo), que le dan al trasfondo de Dune una profundidad abismal.
También de fondo aparece una idea que me gusta mucho, y es que la humanidad ha decidido dejar de lado las computadoras por considerarlas elementos que entorpecían su desarrollo (todo con un trasfondo pseudo-religioso bastante inquietante).

Y si a todo esto le sumamos la existencia de la especia (también llamada melange), una sustancia que podríamos considerar como una droga que proporciona longevidad y visiones de futuro a los que la toman, y que sólo se puede recolectar en el planeta Arrakis (nombre real del plantea Dune), tenemos todos los ingredientes que se pueden desear para crear una historia de luchas políticas y militares por el control de la melange y lo que ello conlleva.

¿Os parece mucho para un sólo libro? Pues ahí reside la magia de Dune. Al leerlo Herbert deja entrever que hay mucho más de lo que a priori te esperas. Y es que este libro se puede ver como una sucesión de capas que hace que puedes ir descubriendo poco a poco y que siempre te da la sensación de que hay más cosas pro descubrir.

Puede parecer un libro complejo, y en muchas fases lo es debido a los temas que se tocan que entremezclan religión, filosofía, medio ambiente o política, pero realmente y como he dicho antes, se puede leer Dune a muchos niveles. El más superficial, el que nos cuenta la historia del joven Leto Atreides desde el punto de vista de aventura y ciencia-ficción, es ya una historia que te cautiva desde los primeros capítulos. Pero como digo, se puede escarbar mucho en este libro, pues se tocan temas muy interesantes y sobre todo, se deja ver a base de pequeños detalles que hay un universo pensado hasta el detalle detrás de la historia principal.

Por todo esto, no es de extrañar que la historia de Dune alcanzará fama mundial rápidamente no sólo debido a los premios literarios que consiguió, sino también por la película (la vi tras leerme el libro y debo reconocer que es un poco mala) o los juegos de ordenador, de los que personalmente tengo que destacar el conocido como Dune 2 que a la tierna edad de 9-10 años me cautivó hasta el punto que estoy volviendo a jugarlo ahora:





Y lo mejor de todo, es que Herbert planificó la historia como una saga que continua con El Mesías de Dune (1969) y concluye con Hijos de Dune (1976), que cerraba la trilogía prevista.
Ahora mismo estoy leyendo ya el segundo libro regalo de mi pasado cumpleaños :)

Así que a modo de resumen, simplemente decir que Dune me parece una obra maestra que todo aquel que se sienta atraído por la breve descripción que he dado antes de la historia no debería dejar pasar. No importa que seáis amantes de la ciencia-ficción o no, Dune probablemente no os defraudará ;)

8 comentarios:

Joaquín Salvachúa dijo...

la saga cae en picado en la trilogia, y no te digo nada ya en los 10 siguientes ... o por el que sigan..

Tomás Sendarrubias dijo...

Pero, ¿tú sabes el montón de libros que tengo para leer y vienes tú a picarme con más? ¡¡No te vuelvo a hacer caso en mi vida!!

...

...

Bueno, bah... Dune, ¿no? :)

Thanos_Malkav dijo...

Joaquín: de momento el segundo me está gustando, aunque no está al nivel del primero, eso está claro. En cuanto a leer todo lo que hay sobre Dune, probablemente me detendré una vez terminada la trilogía.

Tomás: Pues te vas a reír, pero mientras lo leía, pensé varias veces: "este libro a Tomás le va a gustar". Así que en cuanto a vuelva a Madrid y lo quieras, te lo paso ;)

ÓsQar dijo...

En realidad, lo que escribió Frank Herbert es una hexalogía (después de Mesías e Hijos, van Dios Emperador, Herejes y Casa Capitular), pero, efectivamente, en estos libros la ida de olla es ya espectacular.
Aparte están los libros (precuelas y secuelas) escritos por su hijo y un colega, claramente orientados a sacar pasta a costa de la franquicia. Estos no los he leído y tampoco tengo demasiadas ganas, la verdad

Thanos_Malkav dijo...

Gracias por la información ÓsQar ;)

La verdad es que yo creo que me leeré los 3 primeros y listo, que ya van unas cuantas personas que me han comentado que desde el primero la cosa va cuesta abajo...

Yota dijo...

El Dune 2, fue en muchas maneras el precursor de los juegos de estrategia tipo Age of Empires, yo tengo el cartucho de la Megadrive por ahí cogiendo polvo, en su día jugué mucho.

Lo cierto es que la novela no me gustó especialmente. No se, no conecté.

Thanos_Malkav dijo...

Yo me lo terminé el otro día, y aunque supongo que será por mi amor infantil hacia él, sigo pensando que es un juegazo :P

To Fuse dijo...

Hola, me gusto mucho tu blog. Soy propietario de un blog para promocionar todo tipo de blogs, si te interesa aca te dejo la direccion:
http://www.tofuse.blogspot.com

Saludos, Diego.