sábado, 24 de diciembre de 2011

Expocomic 2011 Chronicles: III. Just in time WIN

Previously on Expocomic Chronicles...


¡¡¡Piiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii!!! 
Como la señal de una máquina del hospital que anuncia tu muerte, el despertador me recuerda a las 5:20 de la mañana del Sábado 3 de Diciembre que había llegado la hora de levantarse: el Expocomic esperaba.

Tras prepararme y salir a la calle, primera mala noticia: el frío invernal comenzaba a hacer acto de presencia. Mi armadura térmica apenas resistía sus embates y todo presagiaba una mañana dura.

Segunda mala noticia: llego al metro y se me escapa en las narices el primero de la mañana. Tal como están las cosas últimamente, esos 5-10 minutos de espera adicionales pueden significar varias personas por delante. Qué le vamos a hacer...

 Tercer día y Yota ya había caído en combate: la edad no perdona. Aunque este año él mismo vaticinaba su destino desde el primer día...

Por fin llego a la cola, confirmando mis sospechas: hoy me he quedado fuera de la primera división, soy el 21 (y Nacho que llegó mientras estaba contando, el 22).

Pero lo peor no era eso, el miedo encarnado del día anterior había roto los límites humanos, y los primeros de la cola (los amigos de Málaga) llevaban al menos desde las 3:30 de la mañana (cosa que nunca sabremos con certeza a menos que ellos nos lo confirmen).
Es más, David había decidido apostarlo todo sobrepasando sus límites y llegando sobre las 4 de la mañana para conseguir a Pacheco después de su doble FAIL de días anteriores (Bogdanove el jueves y Pacheco el viernes). La mala noticia es que no le había servido de nada, porque aun llegando a esa hora, ya tenía a 3 personas delante para Pacheco: su objetivo ahora era el 1 para Migliari.
¿El mío? No tenía ni idea, ya que siendo el 21 poco se podía planear...

 La gente iba llegando antes de que el amanecer hiciese acto de presencia: ¡los banderizos del norte acudían a la llamada!

El desplazamiento a campo base dos a las 8 de la mañana nos permitió estar un poco refugiados del frío que comenzaba a ser intenso. Además, y tras la exhibición del día anterior en el Mario Kart, el comando DS se había expandido:

 Raxar (que al final no se apuntó a jugar con nosotros), David (señor de Hello Kitty, que conoce a más personajes aparte de a la susodicha Kitty), Nacho (con la DS de Eva tenía una pinta ideal), Alberto (amo del calabozo en el Mario Kart) y yo (eterno aspirante), prestos para la batalla

Os preguntaréis, ¿cómo quedó el campeonato? Pues dejando a un lado que había dos ligas (Alberto y David, más Nacho y yo), las carreras dejaron varios signos de congelación en las manos de la mayoría, especialmente en las de David que fueron la señal definitiva (al tomar un tono que denotaba cierta hipotermia) de que debíamos dejarlo por esa mañana, jejeje.

Y así las horas pasaron entre carreras, caparazones verdes y rojos, y setas que te hacían ganar en la última curva, para a las 9 recibir una gran noticia por parte de la organización del Expocomic: nos dejaban entrar en el hueco entre las puertas de cristal exteriores y las interiores (bautizado como Campo Base 3) para resguardarnos del frío :) ¡Gracias a Edu y a Adri que me parece fueron los responsables de la idea!

Dentro sucedió una de las anécdotas del día y probablemente del Expocomic: el listo que se intenta colar todos los años (os recuerdo que el año pasado fue el que lo intentó fue el bautizado como Lady Gaga).
Lo curioso de esta vez es que se intentó colar delante de Nacho y de mí, aspecto del que nos avisó Juan Rojas a grito pelado con un: "¡cuidado con el listo ese que se os cuela!"

En ese momento, Nacho y yo le preguntamos amablemente que si realmente estaba a la cola, o simplemente se estaba resguardando del frío en Campos Base 3. El chico, consciente de que se había puesto ahí a escasos 10 minutos de la apertura de puertas dijo que él llevaba en la cola desde "muy temprano". De nuevo, intentando ser lo más amable posible le dije: "¿Me puedes decir a qué hora y quién te ha dado la vez?"
Dándose cuenta de que se quedada sin argumentos, respondió con un categórico: "Llevo aquí desde hace mucho... muy temprano".
Nacho y yo nos miramos sonrientes sabedores de que se había cavado su propia tumba, y aprovechando que las puertas abrían, seguí el consejo que Edu nos dio hace tiempo de hablar con él estos problemas en lugar de comenzar discusiones sin sentido, así que le avisé.

Y con esto comenzó el show, porque el chico se indignó enormemente al verme hablar con Edu, argumentando que no se pensaba amedrentar porque yo conociera a uno de los organizadores o fuese mi amiguito y demás chorradas varias...

De nuevo, Nacho y yo le dijimos: "A ver, ¿a qué hora has llegado? Porque nosotros no te hemos visto en toda la mañana". Viéndose más fuera que dentro, finalmente el chico (al que por cierto se le había unido una chica salida de quién sabe donde que decía que había estado tomando café), comentó que llevaba en cola desde muy, muy temprano: las 8 de la mañana. "Jajaja" fue nuestra respuesta. Llevábamos allí desde las 6:30 y le dejamos las cosas claras rápidamente: "Delante nuestra no vas, y suponiendo que hayas llegado a esa, cosa que dudamos, si no has pedido la vez, te va a pasar lo mismo con todos los que están detrás que llevan aquí desde mucho antes que vosotros. Así que poneros a la cola o cada vez vais a estar más detrás."
Tras eso se vieron perdidos y comenzaron a pedir lastimosamente que les dejásemos quedarse detrás, cosa que rápidamente todo el mundo que estábamos allí les hicimos ver que era una tontearía. Así que mientras tras ver como iban intentando colarse detrás nuestra sin éxito varias veces, Nacho y yo pusimos nuestra atención en los números: el momento de la verdad había llegado.

Las cosas estaban aún peor que el día anterior. Pacheco, Migliari, Bogdanove, Leonardi, Merino... todos los números habían volado y tuve ante mí una elección difícil: jugármela a un 4 de Rafa Sandoval (sabiendo que sólo había hecho dibujo y medio el día anterior) del que tenía muchas ganas o escoger el 1 de Leandro Fernández que también me gustaba, pero que a priori no estaba en mi top 5 de autores de salón. Y aquí el Expocomic del Miedo apareció para mí: temiendo quedarme sin dibujo después del madrugón, opté por el 1 de Leandro, dejando la patata caliente a Nacho que estaba en la misma situación que yo.
Sin embargo, él tomó la decisión de los valientes con estas sabias palabras (adaptación no literal porque no recuerdo las palabras exactas): "si estamos aquí, si madrugamos, es para no arrugarnos cuando llegue el momento de elegir un número 3 o 4. Prefiero jugármela y llevarme un autor que buscaba de primeras". Y el 4 de Rafa Sandoval tuvo dueño.

La suerte estaba echada, y apenas quedaban 30 minutos para la sesión de firmas, que decidimos ocupar en jugar unas carreras al Mario Kart Alberto, Nacho y yo. No haré más comentarios sobre estos momentos ya que sufrí un duro correctivo que no es necesario recordar de nuevo...

Finalmente, la sesión había comenzado y para mí las cosas estaban claras. Número 1 para Leandro Fernández y una petición también muy clara: Espejismo de Los Nuevos Mutantes :)

Una genial Danielle Moonstar: todo un acierto haberme decantado por Leandro a la hora de elegir el número

 Y un no menos genial rato el que pasé charlando con Leandro e Iñaki (que estaba a su izquierda), que quedaron impresionados al enterarse de las horas a las que llegábamos al Expocomic para hacer cola

Terminada la sesión de firmas, lancé el grito de Freaks assemble! para reunir al grupo de cara a irnos a comer todos juntos. Y cuando digo todos, habría que decir TODOS, porque con la tontería nos juntamos 11 personas que tras probar en primera instancia en el alemán de Príncipe Pío, finalmente terminamos en el restaurante Zona Tropical (del que siempre que voy salgo contento porque se come muy bien).

Adri, Jose y yo disfrutando de unos zumos que están IMPRESIONANTES

 Foto de familia antes de comenzar a devorar nuestros platos

Y así, tras una comida cargada de risas , volvimos al Expocomic con las pilas cargadas para una nueva tanda de sesiones de firmas.

La primera a la que acudí yo después de haberme apuntado por la mañana, fue a la de Kenny Ruiz en el stand de Dolmen, donde junto a Oneyros y Yota esperábamos llevarnos un bonito dibujo del autor andaluz.

Sin dar detalles demasiado  obscenos de lo que ocurrió, sólo diré que Oneyros invitó a un chico que llegó casi una hora tarde a la cola con un número menor que el nuestro (dejándonos a nosotros con la incertidumbre de si conseguiríamos dibujo) a que le comiese cierta parte de su cuerpo. Este chico parecía que últimamente iba tranquilo al Expocomic, pero nunca se sabe, jejejeje...

Bueno, finalmente me llegó el turno y como estaba entre una Yuvia y un Cáncer para mi petición, pero Yota pretendía pedir a la primera para Nacho, Eva y la pequeña, así que me decanté por el segundo.

Aquí tenéis a mi Cáncer de Kenny Ruiz: el pobrecillo está hecho polvo :P

 Y aquí estoy con Kenny con el que siempre es una risa charlar durante las sesiones de firmas (al fin tengo mi Cazador de Rayos firmado después de tanto años)

Tras esperar a ver la preciosa Yuvia que Kenny le hizo a Yota, nos fuímos a la sesión de firmas oficial que acababa de comenzar. Una vez llegué allí, Álvaro me encontró para despedirse de su participación en el Expocomic por este año. Había quedado y el domingo tenía que actuar como monologuista en un garito de Madrid.

Como autor que es (estoy esperando algún dibujo o guión firmado por tu parte), merecía una despedida con  apretón de manos. Por cierto, si alguno no conoce El Tebeo de los Muertos del que Álvaro es guionista, ya está tardando en echarle un vistazo

Y finalizada la mini-ronda de despedida, me puse rápidamente en la cola de Cels Piñol del que el día anterior me había quedado sin dibujo por falta de tiempo.

Aquí tenéis el Likidator que me hizo: un personaje mítico donde los haya del que no me pude comprar la página de su primera aparición que se vendía en originales porque Adrián se me había adelantado (alguna ventaja tenía que haber por ser organizador)

 Y aquí estoy con Cels. Siempre un placer charlar con él y más cuando hay detalles jugosos de la re-edición del juego de rol de Fanhunter de por medio

Y ahora viene el momento WIN del día al que hace referencia el título de este capítulo. Tiene dos partes.

La primera fue que por los pelos y tras estar todos rezando a los dioses oscuros, Nacho consiguió llegar a tiempo a que Sandoval le hiciese dibujo (una brutal Loki en versión femenina). Su apuesta a todo o nada le había salido perfecta, ¡mis felicitaciones por no sucumbir ante el miedo!

La segunda comienza con Javi, el hermano de Jose, que estaba en la cola de Leonardi en escenario encargado de avisarme del momento en el que Jon Bogdanove comenzase a firmar ejemplares tras terminar el tiempo de dibujos. Mi idea era conseguir que me firmase mi número de Proyecto X-terminio y los de Inferno ya que lamentablemente me había quedado sin dibujo de él por nunca llegar a los números.

Cuando llegué a escenario y me puse el último a la cola, sólo quedaba Bogdanove firmando ejemplares de sus cómics, mientras la organización lo apremiaba para que terminase pues tenían que retirar las mesas para la entrega de premios.
Al llegar mi turno y entregar mis cómics, me los firmó con dedicatorio (cosa que ya le habían prohibido) y cuando me disponía a marcharme me dijo: "No te vayas, que a mí hasta que no me echen de aquí pienso dibujar hasta el último segundo". A lo que acto seguido abrió su propio bloc de dibujo (yo ni siquiera llevaba el mío porque sólo iba a por firmas) y me dijo: "¿Te gusta Superman? Es el que más rápido hago". Yo respondí con voz entrecortada un "yes" mientras miraba a Raúl de la organización con cara de "¿qué hago?", a lo que éste respondió con un encogimiento de hombros y una mirada de: "Qué le vamos a hacer...".

Así que sin comerlo ni beberlo, Bogdanove me estaba dibujando un Superman totalmente inesperado :)

 Aquí está el pobre dibujando bajo presión en su mesa mientras la organización desmontaba todo alrededor y el escenario se llenaba de gente esperando a los premios. Estoy seguro de que tuve varias mirillas láser apuntando a mi espalda durante lo minutos que tardó en dibujarlo

Y aquí tenéis a mi Superman de Bogdanove, del que sin duda alguna siempre guardaré un GRAN recuerdo

 Sin duda alguna un tipo simpático donde los haya, que pese a las prisas con las que había tenido que hacer el dibujo, aún así tuvo tiempo de pararse a hacerse una foto conmigo

Y así, tras la entrega de premios en la que descubrimos que Oneyros tiene un hermano pequeño secreto (broma privada, lo siento por el resto, jejeje), se terminó un tercer día de Expocomic emocionante hasta el último segundo y sobre todo extenuante después de varios días dándonos la paliza...

 Aquí estamos Jose, Adri y yo con nuestros trofeos de última hora. Mención especial a la impresionante Poison Ivy que sostiene Adriana entre sus manos, ¡uno de los mejores sketches que he visto de David López! Espero verla pronto por el CAF :)

Foto de última hora junto a Oneyros al que no le gusta que me convierta en Darthni tan a menudo, jejeje...


Y en el siguiente capítulo, ¡la conclusión de las crónicas del Expocomic 2011! 
¿Os la vais a perder?

9 comentarios:

Yota dijo...

Espero que ya hayas podido sacarte la flor del ojete, que ese día se te quedó bien incrustada XD

cabrón con suerte, buena caza la de ese día.

Thanos_Malkav dijo...

Llámalo suerte, o el karma cósmico del Expocomic que me está devolviendo mis decepciones de años anteriores con Pacheco :P

Ahora en serio, fue un día brutal :D

Skellington dijo...

Creo que las palabras exactas fueron mas o menos: "No se le puede tener miedo a un número 3 o 4...".
Pero sufrí lo suyo en esa sesión, todo hay que decirlo.
Impagable lo del compi que se nos puso delante (junto con todos los "Nachoooooooooooooo, que se te cuelan!!!!" que tuve que oir).

Ya queda menos para la edición XV!!!!!!!!

Nacho

Tomás Sendarrubias dijo...

Y yo que me perdí a Oneyros en estado de ira profunda... Cachis.

The Korinthian dijo...

Pero....esta es otra cola, XD

Oneyros dijo...

Yo solo digo, que cada foto que me sacan contigo salgo peor... ya se que guapo no soy, pero coño... ¡No os espereis a que cierre los ojos y ponga cara rara para sacar la foto!

Thanos_Malkav dijo...

Skellington: Bueno, más o menos he puesto lo mismo que dijiste, sólo que más épico XD jejeje (o al menos en mi memoria quedó así de épico)

Tomás: Pues mira que sufrió ese estado dos veces durante el Expocomic. Yo al menos pude presenciar el primero, jejeje...

Korinthian: Que gran frase, si señor :P

Oneyros: Oye, oye, que yo no saqué la foto, así que no me odies. Lo que pasa es que no puedes competir con la belleza que me da el lado oscuro XD

Eduardo Sacristán Puig dijo...

Creo que esta siendo mas divertido este año las cronicas (aunque los que esperasteis fuera no cre que mucha gracia os hiciera el frio del domingo).

Tengo ganas de ver como cuentas que el Domingo os toco pasar frio por los dos tontos del dia anterior......

Que sepas que el detalle de dejar el dibujo semi acabado te hace muy grande y te diferencia de los BUITRES.

Ale ponte a escribir que quiero saber más del domingo

Thanos_Malkav dijo...

Si, la crónica del domingo espero que refleje al menos un 1% del frío que pasamos que fue terrible :S

En cuanto a cuanto tendrás que esperar para leerla, ahora que he vuelto de vacaciones espero tenerla prontito.