domingo, 28 de junio de 2009

Cantrip Weekend 2009 Chronicles

¡Buenas tardes!

Aquí me tenéis para comentar como nos fue ayer nuestra visita a las jornadas lúdicas de las que hablé y que se están celebrando en Madrid durante este fin de semana.

Ayer por la mañana a eso de las 12, y tras recoger a Acuática después de su examen, llegamos al hotel donde se celebraban las jornadas. Concretamente, estaba en una sala de fistas muy grande con decenas de mesas con tapetes. Además, había botellas de agua y copas para que nadie muriese de sed mientras jugaba, así que mis felicitaciones a la organización por el lugar :)

El primer juego que probamos fue el mundialmente conocido por su fama Dominion.

Este juego de cartas se basa en crear tu propio mazo teniendo en cuenta que todos los jugadores (hasta cuatro) comienzan con las mismas 10 cartas. De esta forma, cada turno además de realizar acciones con las cartas conseguidas, se pueden comprar nuevas cartas que se unen a tu mazo.
Así, según avanza el juego tu mazo va siendo cada vez mejor y logras combos cada vez mejores que te permiten conseguir dinero para comprar puntos de victoria, ya que al final del juego, gana el jugador con más cartas de puntos de victoria.
La gracia del juego es que las cartas de puntos de victoria no hacen nada durante el juego, y aunque es bueno tenerlas, te ralentiza el mazo, por lo que debes tener un equilibrio entre éstas y el resto de cartas.

Adicionalmente, el set de cartas de acciones con el que se juega es variable, porque hay varios conjuntos dependiendo del nivel que se le quiera dar a la partida, lo que mejora la rejugabilidad bastante.

Por último decir que la caja trae 500 cartas, y su precio es de 35€, y para los amantes de las Magic, confirmar lo que se puede leer en todos los foros de juegos que hablan de Dominion: tiene una influencia de la primera época de las Magic muy grande, ya que muchas cartas y el sistema recuerdan a este juego en su versión draft.


Después nos reunimos con Miriam para comer, y a la vuelta nos enseñaron un nuevo juego: Modern Art, del todopoderoso Reiner Knizia que ha decidido reversionar una versión de hace muchos años bajo el mismo nombre.

Este juego, también de cartas es un juego familiar para jugar entre juegos de mayor complejidad, porque la verdad es que nos resultó demasiado simple.

Cada jugador interpreta al dueño de una galería de arte, que en cada turno debe conseguir que los autores de los que dispone sean los más puntuados.
La dinámica consiste en rondas donde cada jugador baja una carta de su mano por turnos hasta que existan 6 cartas del mismo artista entre las de todos los jugadores, momento en el que se termina la ronda. En ese momento, se realiza un recuento y se dan puntos a los tres más votados (asignándoles 3, 2 o 1 puntos), y consiguiendo cada jugador tantos puntos como cartas de ese artista tenga bajadas.

Tiene algunos detallitos más, pero la verdad es que el juego no es nada del otro mundo, aunque eso sí, es muy sencillo de jugar y es más que válido para jugar con toda la familia (hasta 5 jugadores). Eso si, su precio que está entre 25-30 €, me parece caro para lo que ofrece...


Al terminar esta partida, se nos unió Iván, y ya juntitos los cuatro secuestramos a uno de los chicos de Asmodee (Aritz si no me equivoco al escribir su nombre) para que jugase con nosotros al Dice Town.


En este juego de mesa, somos habitantes del lejano Oeste, y como tal, somos rudos y peligroso, y estamos dispuestos a cualquier cosa para conseguir lo que queremos.

El sistema de juego es muy original, ya que utiliza cinco dados de poker para, en base a lo que saquemos, conseguir diferentes cosas en el juego (pepitas de oro en la mina, dinero en el banco, objetos en la tienda, controlar el Saloon, ser el Sheriff , obtener tierras, robar al resto de jugadores...).

Lo gracioso es que se pueden alterar las tiradas de dados pagando, y el puesto de Sheriff que existe en el juego para mediar en los empates, permite la existencia de sobornos y tratos sucios que siempre dan una componente de diversión extra :)

El objetivo es conseguir puntos de victoria mediante objetos, pepitas de oro, tierras y dinero, para poder ser el jugador con más puntos al final de la partida.

Un muy buen juego, tanto por el sistema como por su originalidad, por no mencionar su precio, ya que por 29 € se puede obtener a cambio un montón de horas de diversión y risas.


Nuestro siguiente juego fue Avalam, que como podéis observar tiene un tablero bastante curioso.


Es para dos jugadores (rojo y amarillo), y el objetivo es conseguir más torres de piezas de tu color que tu rival, teniendo en cuenta que las torres no pueden superar más de cinco piezas de altitud, y que en cada turno se puede mover una ficha, o tu ficha y todas las que estén debajo hacia una casilla adyacente.

A mi me tocó enfrentarme contra Iván, y la verdad es que me pareció entretenido (puede ser que se debiese a mi victoria, muahahaha), ya que es muy simple, y como juego de viaje puede estar bien.

Desconozco el precio, pero auguro que cuando lo saque Asmodee en versión transportable (porque ese tablero era de más de medio metro de largo) no será nada caro.


Después de esto, y para hacer tiempo hasta el I Torneo Autonómico Jungle Speed de Madrid, enseñé a Miriam e Iván a jugar al Dominion, lo que provocó la felicidad de la primera y el rechazo del segundo.


Como he dicho antes, (y si, habéis leído bien), Marina, Iván y yo participamos en un torneo de Jungle Speed donde el premio era una edición limitada "traída" de Francia por los chicos de Asmodee.
El sorteo nos ofreció la oportunidad de no cruzarnos en las eliminatorias, y pese a que Iván y Marina estuvieron a punto de ganar en sus respectivas mesas, el único que consiguió pasar a la final fui yo.
Lamentablemente, en la final entre que jugamos con reglas especiales para 3 personas a las que nunca había jugado y que uno de mis rivales era bastante bueno, no pude alzarme con la victoria :(

Una lástima, aunque puedo enorgullecerme al decir que soy uno de los tres mejores jugadores de Jungle Speed de Madrid :P


Y para terminar con este gran día de juegos de mesa, tenemos a Black Stories.


En este multitudinario juegos de cartas (no hay estipulado límite de jugadores), un narrador elige una de las 50 tarjetas existentes y narra un crimen extraño (en su mayoría con muertes de por medio), teniendo que adivinar el resto de jugadores mediante preguntas con respuesta SI o NO que es lo que ha ocurrido en la escena del crimen.

Básicamente se trata de un compendio de acertijos en tono de novela negra que resulta muy divertido de jugar si la gente se lo toma relativamente en serio (ya que no interesa que la cosa desvaríe).
Además, su precio de unos 10 € hace que sea una muy buena elección para reuniones de amigos donde el resto de juegos de mesa se quedan cortos.

Y con eso tenéis mi día de ayer, que como veis, últimamente está marcado por jornadas lúdicas, lo que evidentemente es todo un acierto :)


5 comentarios:

Acuática dijo...

A mí los juegos que más me gustaron fueron el Dice Town y el Black Stories... Dentro de poco formarán parte de mi colección...juajuajua.
Respecto al Modern Art, creo que has puesto el precio del juego de tablero, porque el de cartas (al que jugamos) vale 20€, lo cual, para lo que es, resulta tremendamente caro.
Un besito!

Ivan Rojo dijo...

siii iba a decir exactamente lo mismo que marina. Son 20 € mu mal gastados la verdad. A mi también los que más me gustaron fueron dice town y black stories. De hecho luego cenando con los amigos estuve echando las historias que jugamos en el salón y resultó muy chulo.

Luego con lo de avalam dani habla de su victoria , pero de la pequeña palicilla al dice town creo que no pone nada eh????jejejejeje
saludooos

Sato dijo...

Yo ya tengo el Black Stories...

cerrado y preparado para disfrutarlo todo una tarde de estas ^^

Me da que es un juego que cuando se hayan echado un par de partidas ya no pintara demasiado porque terminaran repitiendose la historias.

Un saludo

Thanos_Malkav dijo...

Acuática: Si, me he equivocado al poner el precio, pero aún así me sigue pareciendo caro para un juego que aporta tan poco.

Iván Rojo: Vale, nos ganaste al Dice Town, ¿contento? :P

Sato: Hombre, puede pasar, pero la cosa es jugar de vez en cuando para no quemar el juego.

Miriam dijo...

Uf, fue genial, qué risas...
Acuática es testigo del hipo mortal que me dio luego xD (escopeta!!)

A mi los que más me gustaron fueron todos menos el Modern Art, que es muy sosín. El Dominion me encantó mucho, el Dice Town también, pero quiero volver a jugar ahora que ya sé lo que tengo que hacer, y el Avalam también, aunque quiero volver a jugar contra Acuática cuando esté en mejores condiciones, que tuve ventaja ante su dolor de cabeza ;) Y el Black Stories... Fue la risa!!! Me pareció perfecto para 10 personas o así.

Me lo pasé genial, como siempre que estoy con vosotros, y me alegro un montón de haber ido y haber podido probar más juegos ^^ Quiero más!!!!