martes, 21 de diciembre de 2010

Expocomic 2010 Chronicles: chapter 1

Tras una semana dejando reposar las vivencias del Expocomic 2010, por fin ha llegado el momento de comenzar las ansiadas crónicas que tantos lleváis esperando desde hace unos días.

Nuestra historia comienza el 9 de Diciembre de 2010 a las 5:30 de la mañana, cuando mi despertador suena tras unas pocas horas de descanso en las que no hice más que soñar que los autores que esperaba ver no iban :S

Tras un Cola-Cao rápido, salí a la calle bien abrigado y cargado con mi mochila llena de cómic para permitir al frío que hiciese su trabajo retirando la poca somnolencia que me quedase hasta llegar a coger el primer metro del día y encontrarme con Yota para junto, dirigirnos al Pabellón de Cristal de la Casa de Campo donde este año se había mudado nuestro sacro evento comiquero :P

Llegamos a las puertas del pabellón a las 6:30 bajo una fina lluvia (por la entrada secundaria) con la enorme sorpresa de no encontrarnos a nadie, y lo primero que pensamos fue: "imposible que seamos los primeros, debe haber alguien más enfermo que nosotros". Y sin duda alguna lo había, ya que tras encontrarnos con los guardias de seguridad que nos echaron del recinto, nos pusimos en contacto con The Korinthian para confirmar que en la entrada principal ya había unos cuantos haciendo cola desde más de una hora antes.

Maldiciendo a los hados, nos dirigimos raudamente hacia allí y comprobamos que nuestro rodeo nos había costado un par de puesto, pero no importaba: éramos 8º y 9º, el mejor resultado hasta el momento en mis cuatro años de Expocomic :)

Como el asunto de la puerta secundaria resultaba un tanto peligroso por el tema de tener dos colas de freaks sedientos de dibujos, Yota, Milo y yo nos ofrecimos voluntarios a hacernos cargo de la vigilancia de la misma, sirviendo a la causa como informadores de que la cola verdadera se estaba haciendo en la entrada principal.

Documento gráfico que acredita que Milo, yo mismo y Yota (de izquierda a derecha) nos erigimos como guardianes de la puerta trasera

Y como ya supondréis, entre risas y conversaciones que iban desde el curro a los estudios, pasando por recuerdos de otras convenciones, las horas pasaron hasta que finalmente, y no sin negociar antes con los guardias de seguridad, a las 8 de la mañana nos dejaron entrar en el reciento. ¡Pero cuidado! Los guardias sólo nos dejaban estar en la esquina que está justo antes de llegar a la explanada del pabellón, no delante del mismo. ¿La razón? Todavía la desconocemos...

El amanecer nos sirvió de indicativo de que la hora del desayuno había llegado

Por fin, a las 9 y pico de la mañana, nos dejaron acercarnos a la explanada de la entrada al pabellón y de paso empezar a conformar la cola que llevábamos organizando desde tempranas horas de la mañana (por no decir noche).

Como podéis ver, el nuevo pabellón es muuucho mejor que el de años anteriores: un gran acierto de la organización


Aquí podemos ver a Kike, Harry (el elegido del jueves por ser el primero en llegar a las 5:15), Yota y yo

Y por fin, tras 3 horas y media a la intemperie el Expocomic 2010 dio comienzo con la apertura de sus puertas y la consiguiente asignación de números para los autores en el orden que habíamos establecido según las ganas de madrugar de cada uno :P

De izquierda a derecha: The Korinthian con el 3 para Frank Quitely, Emilio con el 2 y mirándome con cara de "Dani, con el 7 para Quitely te vas a quedar con cara de tonto cuando no te haga dibujo", Yota con el 1 para Klaus Janson y yo con el ya comentado séptimos puesto para Quitely

Como acabáis de ver, comenzaba con las apuestas por todo lo alto, ya que muchos teníamos serias dudas de cuantos dibujos haría Quitely, así que sin comerlo ni beberlo, me convertí en la referencia para el resto de días.

Con Oneyros y Tomás que llegaron relajadamente y sin madrugones a las 10 de la mañana

A partir de ahí, y como es lógico siendo el primer día de Expocomic, las siguientes dos horas de mañana me las pasé visitando las nuevas instalaciones y rebuscando entre los cajones de cómics de los stands que estaban por estrenar para realizar las compras pertinente que toda convención se merece: no os engaño cuando digo que mi economía como es costumbre en estos eventos sufrió un agradable palo :P

Y como un Expocomic no vale nada sin esos amigos que sólo ves una vez al año gracias a tan magno evento, a las 12:00 y pico llegaron Jose y Adriana que se unieron a Javi (que me había acompañado durante la cola mañanera) para completar el grandioso grupo que durante los últimos tres Expocomics hemos formado.

Como veis, este año también se nos unió Cthulhu

Después de pasar por boxes y disfrutar de una necesaria comida en el chino Jin Jin de la calle San Bernardino (si no lo conocéis, deberíais), me acerqué al stand de Andergraün (premio al mejor fanzine del Expocomic) para felicitar a Diego (máximo responsable del mismo) y de paso hacerme con un ejemplar.
Gracias a él , conocí a Rocío, una de los dibujantes del fanzine que como recompensa por ser tan majo y comprarlo, me obsequió con un gran dibujo de Joker (su villano favorito), por no mencionar que pasé un rato muy agradable de charla con ella.

Entre Rocío con su dibujo y Diego con el número 3 de Andergraün recién firmado por ambos

Y aquí tenéis el gran Joker que se curró en un momento

Después de esto me dediqué a disfrutar del ambiente del salón, las exposiciones y las charlas. Concretamente me interesaba la que iba a realizar Klaus Janson, pero lamentablemente Pedro Angosto (al que no conocía de nada hasta ese día) el moderador de la misma, no hizo lo que se dice un gran trabajo y el resultado final fue que el autor habló más bien poco y demasiado dirigido por Angosto con afirmaciones bastante chungas que incomodaron al autor como cuando dijo que Romita Jr. era un dibujante terrible que sin las tintas de Klaus no valía para mucho... lo dicho, una pena :(

Alberto (que casi muere atragantado durante esta foto), Yota y yo descansado durante la charla de Janson

Y teniendo en cuenta que ya eran las 19:00, la sesión de firmas que todos esperábamos había llegado. Las colas se formaron rápidamente y para sorpresa (desagradable) nuestra, Quitely y Janson habían desaparecido y llegaban con retraso: mis posibilidades de conseguir dibujo disminuían.

Sin embargo, y afortunadamente, ambos llegaron (con casi media hora de retraso) y estuvieron dibujando a buen ritmo durante la hora restante.
Mi experiencia con Quitely fue muy buena, pues resultó ser un tipo muy simpático, aunque un poco tímido al que le pedí una Muerte (del mundo de Sandman).

Aquí está concentrado dibujándola

Y aquí podéis ver el resultado final: preciosa

Tras esto, y puesto que mi turno con Quitely había sido casi sobre la bocina y no me daba tiempo a ponerme a otra cola, decidimos levantar el campamento a las 20:30 y volver a casa tras un primer día bastante satisfactorio en el que había conseguido uno de mis dibujantes prioritarios, que además de la Muerte, me firmó los tomosde All Star Superman y Authority.

Yota comenzaba a ser presa del cansancio en el metro de vuelta a casa. Yo estaba tan feliz con mis dibujos que no me dolía nada :P

Y con esto, llegué a casa las nueve y pico de la noche, con hambre y sueño. Así que tras darme una ducha, cenar y preparar los cómics para el día siguiente, dormir se convirtió en mi único pensamiento.

El segundo día de Expocomic me esperaba en unas horas...

12 comentarios:

The Korinthian dijo...

Qué grande Expocomic!!

Lo de los tramos de los de seguridad para ir acercándose a la entrada era de traca (y cada día variaba según a quién le preguntases).

Lo de los dos grupos en las dos entradas fue genial,jajaja

Emilio dijo...

Qué buena crónica!!!
Y qué buenas las fotakos en la cola mañanera, con nuestras sillitas, tes, bollitos,... estuvo genial encontrarnos a esas horas de la mañana con tantos amigos.
Por cierto, que yo no tenía cara en la foto de decir que no llegarías a Quitely. Yo era de los que confiaba en que se hartara a dibujar y además rápido. Eso sí, no estaba seguro, por eso te dije que tú eras la referencia para el resto de días.
Espero que la crónica del segundo día llegue PRONTO!!! No nos tengas una semana en ascuas
XD XD

Thanos_Malkav dijo...

¡Gracias por los comentarios!

The Korinthian: Si, los de seguridad eran variables aleatorias que cada día decían una cosa sin ton ni son.

Emilio: Jajaja, no te preocupes Emilio, suponía que no pensabas eso, pero había que dramatizar la foto XD
En cuando a la crónica del segundo día, a ver si esta noche vuelvo a sacar un rato y me pongo con ella, que al final estuve una casi una hora redactándolo :P

Oneyros dijo...

Darthni, te repito que madrugue!!!
Espero el dia 2 y a ver si salgo mas XD

Tomás Sendarrubias dijo...

¡¡Leído el día 1 y esperando el día 2!!

¡¡Darthni contra Angosto II... el reencuentro!!

Thanos_Malkav dijo...

Oneyros: Eso no es madrugar ni es nada. El viernes si que madrugaste, y tampoco mucho :P

Tomás: Jajaja XD el reencuentro fue el otro día en Generación X en la presentación de Carlos Rodríguez, que le llamé spammer en la cara :D

Tomás Sendarrubias dijo...

Darthni... eres mi ídolo...

Thanos_Malkav dijo...

Todo héroe debe tener un enemigo poderoso :P

Adri dijo...

Jo, menos mal, estaba empezando a dudar seriamente eso de "estoy vivo" :)
Por cierto, si quieres admirar nuestra fantabulosa colección de dibujos, ya puedes hacerlo en http://www.comicartfans.com/GalleryDetail.asp?GCat=56294

Un besín!

Thanos_Malkav dijo...

Ahora mismo voy a verla porque seguro que tendrá unos dibujos geniales :)

¡Un beso!

Yota dijo...

Un placer compartir madrugones colega, el año que viene si es posible más y mucho mejor XD Aunque esperemos que las fechas sean otras y no tenga que matar por tener libres los días XD

Thanos_Malkav dijo...

Lo mismo sigo brother of metal, un verdadero placer ;)