jueves, 10 de marzo de 2011

Los caminantes

Aunque lo terminé hace tiempo, se me había pasado escribir la reseña, así que aquí va mi opinión sobre mi última lectura del género zombie: "Los Caminantes", de Carlos Sisí.

Lo primero que estaréis pensando todos es: ¿otro libro de zombies? ¿no te aburres?
La respuesta a la primera pregunta es SI y a la segunda DE MOMENTO NO (y eso que al principio de este libro temí que había llegado al punto de saturación).

Los Caminantes comienza como muchas de las novelas o películas de zombies recientes: sin tener muy claro su origen, un extraño virus que transforma a las personas en zombies hambrientos de carne humana aparece y termina convirtiéndose en una pandemia mundial al cabo de poco tiempo.

Hasta aquí más o menos lo mismo de siempre. Es más, la gracia de estar ambientado en España (concretamente en Málaga) tampoco la tenía para mí porque ya me leí hace tiempo Apocalipsis Z.
Ahí fue donde comencé a preguntarme si había llegado finalmente un libro de zombies que me iba a resultar aburrido. Pero no, Carlos Sisí, el autor, me tenía reservadas algunas sorpresas que para nada me esperaba.

Y ahora es cuando entro en SPOILER ZONE:


La primera idea que me gustó mucho, es una conversación entre personajes que pasa bastante desapercibida en la que uno le pregunta al otro si se ha atrevido a pasar la noche en un cementerio tras el surgimiento de la pandemia. El otro evidentemente responde que eso es una locura, pero el primero dice algo que me fascinó: "si pegas la oreja al suelo, escuchas sus golpes. Los golpes de los que han vuelto y siguen encerrados en sus ataúdes."
¡Genial! ¿Entonces los que ya estaban muertos desde hace tiempo vuelven a la vida? Esa idea me pareció muy buena.

La segunda idea que se plantea está relacionada con el personaje del padre Isidro, un cura que termina perdiendo la cabeza y se lanza hacia los zombies pensando que son enviados de Dios al haber llegado el Juicio Final. La sorpresa es que los zombies lo ignoran, y entonces la hipótesis religiosa toma fuerza.
De nuevo una idea que me encantó y que le dio una fuerza al libro que no me esperaba.

La tercera idea que queda muy aislada, es que sólo vuelven a la vida como zombies aquellas personas que no son ni niños, ni ancianos. ¿Por qué? Una pregunta que me dio más motivos para seguir leyendo.

Sin embargo, la mayoría de estas buenas ideas que en mi cabeza estaban generando innumerables hipótesis quedan descartadas cuando se "razona" como funciona el virus zombie, dando una explicación "científica" al por qué de que el cura sea ignorado por las criaturas.
Para mí, sinceramente una pena que no optase por la idea del Juicio Final, ya que para mi gusto hubiese sido un bombazo :)


FIN DE LA SPOILER ZONE

Y ahora, para los que no han querido adelantarse nada del libro, decir que las sorpresas que esconde merecen ser leídas pese a que las primeras páginas pueden llegar a hacerse un poco pesadas si ya has leído otras novelas del género.
Además, hay que destacar que el autor tiene una narración bastante fluida, lo que evita que se te haga pesado en ningún momento, yendo el libro de menos a más según avanza la historia y coges cariño a los personajes.
Por último me gustaría destacar una cosa que me gustó del libro mucho antes de leerlo, la portada y la frase que en ella se puede leer: "La pandemia no se los llevó. Los trajo de vuelta." Es simplemente una manera genial de llamar la atención sobre él en cualquier librería :)

Resumiendo, un libro que recomiendo a todo amante de los zombies por plantear algunas ideas que merecen la pena por dar frescura a una temática que muy a mi pesar comienza a esta un poco sobrecargada.
¿Para los que no gustan del género zombie o todavía no lo han probado? Puede ser una buena forma de empezar, aunque personalmente apuesto más por Guerra Mundial Z o el cómic de Los Muertos Vivientes como punto de partida para introducirse en este género.

Y para terminar, decir que existe una continuación del libro titulada "Los Caminantes: Necrópolis" que ya tengo ganas de leer (sólo con ver su portada te entran, aunque mejor no hacerlo para evitar posibles spoilers).